Cien años del suicidio de Abdon Porte (Nota III)

 

José Vanzzino aparece a la izquierda de Abdón Porte. El popular Cochemba -como apodaban a Vanzzino- se desempeñaba con gran eficacia como half derecho. Vecino de mi barrio, amigo de mi padre, contaba que “no fui con el combinado a 1924 porque en la carpintería donde trabajaba no me dieron la licencia”.

Un siglo atrás en el tiempo, el fútbol en el Río de la Plata tenía algunas particularidades totalmente diferentes a las actuales. Los meses de verano pleno –enero y febrero- se destinaban a la práctica del cricket, el deporte más popular en el Reino Unido durante el siglo XIX y en las décadas finales del mismo en el Río de la Plata. Popularizado el fútbol en el Río de la Plata en 1918, su actividad comenzaba con enfrentamientos amistoso “para entrar en formar”, a partir de marzo, iniciando en abril la Copa Uruguaya y meses después los torneos internacionales: los trofeos Competencia y de Honor o Cusenier. En estos dos últimos certámenes participaban por inscripción instituciones de Montevideo, Buenos Aires y Rosario de Argentina.

Por lo tanto, los meses de enero y febrero de 1918, futbolísticamente hablando transcurrieron  con muy pocas noticias en los diarios, único medio informativo por el cual las informaciones de todo tipo llegaban a los ciudadanos. Obvio es decir que la radio y la televisión no existían.

En la materia que nos ocupa, ese año dieciocho se inició con las convocatorias de Nacional y Peñarol a asamblea para realizar elecciones. La más importante era la que se desarrollaba en los aurinegros a raíz de la renuncia del Dr. Francisco Simón, ocasionada como consecuencia del soborno a los jugadores del club (Piendibene, El Japonés Varela y el wing derecho Pérez) en el partido ante Nacional que definió la competencia máxima del fútbol uruguayo. Precisamente, la comisión especial designada por la AUF para ocuparse del tema intentó reunirse en estos meses, sin éxito.

En los últimos días de febrero de 1918 se informó por la prensa del primer partido amistoso de la temporada. Nacional frente a Charley, en el Parque Central, el domingo 3 de marzo. La noticia apareció en todos los diarios que se editaban, así como también –con mayor o menor espacio- el lunes 4 incluyeron la cobertura del triunfo 5:1 de los albos. Nacional formó con Paravís, Urdinarán y Foglino; Olivieri, Porte y Zibecchi; Somma, Héctor Scarone, Romano, Marán y Gorla. El primero, y éste último jugador citado, realizaban su debut en las filas del club. Sobre los autores de la lotería surgen diferencias según el periódico que se escoja para leer. Para La Tribuna Popular los marcaron Gorla y Marán en dos ocasiones, anotando el restante Héctor Scarone. La Razón atribuye los tantos a Gorla al minuto de juego, luego dos de Marán, Héctor Scarone, Somma y Romano. Resulta interesante aclarar que esas diferencias de entonces a las que se agregan otras sobre las integraciones de los equipos y que son moneda corriente hasta bastante avanzada la década del cincuenta del siglo XX. El hecho resulta lógico y tiene, en parte, su explicación. En el fútbol uruguayo local las camisetas comenzaron a llevar número a partir de 1951, a pesar que la FIFA los impuso como norma un año antes en el campeonato del mundo de Brasil, donde los celestes utilizaron números rojos en sus dorsales.

El cadáver se encontró “en la casilla de los jugadores”

La trágica información la adelantaron los diarios  La Tribuna Popular y El Plata. El primero lo hizo en su segunda edición, en un pequeño recuadro sin mayor destaque, mezclado con noticias de “el alcohol para los autos”, “El Lloyd Brasileiro” y “El cónsul argentino”, entre muchas otras.

“Esta mañana a las 7, el Conserje del Parque Central –sede del Club Nacional de Football- encontró en la casilla de los jugadores, el cadáver de Abdon Porte, el conocido Cente Hall (sic) de dicha institución, el cual presentaba un balazo en el corazón. A su lado se encontraba un revólver, faltándole una capsula. Fuera de toda duda se trata de un suicidio, pues Porte a (sic) dejado dos cartas, una para el presidente del Club doctor José M. Delgado y otra para un hermano suyo. Se dio intervención a la seccional 9. A las 9 de la mañana debe reunirse la Comisión del Club Nacional de Football, citada con toda urgencia”.[1]

Adviértase un detalle en esta información que la historia no ha recogido, pero que en los hechos significa la primera duda sobre el trágico episodio y la forma posterior sobre cómo evolucionó la información y el manejo que de la misma se hizo. Se señala aquí que el cadáver “se encontró en la casilla de los jugadores”.

Asimismo debe destacarse que esta noticia indica que Porte dejó “dos cartas”, una para el presidente del club Dr. Delgado y la otra para “un hermano suyo”.

Otra versión: “en el medio del field se descargó un tiro”

El Plata, periódico que aparecía en la noche, destinó mayor espacio en la sección que utilizaba para la difusión de noticias sobre el fútbol. “En las primeras horas de la mañana de hoy, los círculos deportivos nacionales fueron sorprendidos con la infausta noticia del suicidio de Abdón Porte, popularísimo footballer que, desde hace varios años, venía destacando una acción continua y laboriosa en los cuadros del Nacional. Porte encarnaba en sí toda la vida de su club”. El artículo agrega varios elogios, así como con una biografía sobre su trayectoria, que es iniciada con simples menciones al hecho en sí. “Nacional pierde hoy, uno de sus jugadores más constantes, […]. Porte se suicidó en el field de Nacional, en ese campo que fue teatro de sus mejores hazañas. […]. Cayó, pues, en el campo de honor. Su última visión han sido esas gradas y ese palco, donde mil veces palpitó como una sola alma, el público entusiasta para aclamar al nombre del ‘canario’, premiando su labor, inmejorable”.[2]

La crónica a esta altura tiene la particularidad de que no brinda información concreta sobre el episodio, dedicándose a comentar y dimensionar la figura del jugador, dejando inicialmente en una nebulosa detalles del suceso al señalar que “se suicidó en el field de Nacional” agregando que “cayó, pues, en el campo de honor”, aportando un texto poético para destacar el valor del futbolista. Señala como “Canario” el apodo con  el que se le conocía, situación ésta verídica que luego se cambió por la del “Indio”. Sigue la información totalmente distinta a la de La Tribuna Popular referida al hecho.

“Para el logro de sus fines, se proveyó de un revólver, encaminándose al Parque Central en medio de cuyo field se descargó un tiro en el corazón, falleciendo instantáneamente. Su cadáver fue encontrado esta mañana, comunicándose la infausta nueva a la Directiva de Nacional que se ha reunido para tomar las providencias del caso”.[3]

¿Dejó una o dos cartas?

Este diario que –reitero- aparecía en la noche, culmina la nota informativa señalando que “Deja una carta para el presidente de su club, Dr. José M.a Delgado. En ella, sin explicar los móviles de su fatal resolución, recomienda a su querida madre a los cuidados del club que defendió con tanta consecuencia. Y su deseo póstumo, es de que su cuerpo repose en el cementerio de la Teja junto con el de los hermanos Céspedes”. Luego finaliza con una detallada biografía donde resalta, entre otras virtudes, la forma como anulaba en la cancha a José Piendibene en cada ocasión en que se disputaba el clásico ante Peñarol. Entiendo interesante reproducirlo porque brinda la dimensión exacta del valor de la figura joven que perdía Nacional. Porte tenía veinticinco años de edad en el momento de quitarse la vida.

“La eficacia de su juego de cabeza lo hacía hartamente (sic) peligroso para el contrario, y muchas veces la cabeza de Porte dio sonados triunfos a su club. No era esto solo. Piendibene, sin disputa el mejor centro forward sudamericano, debió siempre rendir tributo a Porte, único talvez (sic) que constituyó para Piendibene, una verdadera muralla”.[4]

Corresponde señalar que las transcripciones precedentes son las únicas publicadas aquel trágico martes 5 de marzo de 1918 por los diarios cuyo cierre de imprenta  les permitió incluir las primeras informaciones sobre el hecho. Asimismo, el conocimiento de la noticia ambientó –como comprobaremos en la nota siguiente- todo tipo de versiones sobre los motivos que originaron la drástica determinación de Porte.

Un apunte final relacionado con El Plata. En tiempos en que los diarios eran la principal difusión de los movimientos políticos, con claro sentido partidario, este vespertino respondía al Partido Nacional. A él estaba vinculado el doctor José María Delgado -presidente de Nacional-, quién tenía vinculación directa con los directores del referido vespertino.

Próxima nota: ¿por qué se suicidó Abdón Porte hace 100 años?

[1] “Abdón Porte. SE SUICIDO ESTA MAÑANA”. La Tribuna Popular. Montevideo, 05/03/1918:10.

[2] “FOOTBALL. ABDON PORTE”. El Plata. Montevideo. 05/03/1918:5.

[3] Ídem.

[4] Ibídem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *