La fábula de la decisión de sustituir a Porte con Zibechi (Nota IX)

La reproducción del comienzo de las informaciones del FOOTBALL del diario La Razón de Montevideo del 7 de marzo de 1918, son el documento irrefutable sobre la fábula construida según la cuál la directiva de Nacional había resuelto sustituir a Porte con Zibechi debido al decaimiento que exhibía el Indio. La Razón deja constancia de las dudas que tenía la Comisión Directiva sobre quién cubriría el puesto de Porte luego de su muerte.
El documento se inicia con otra novedad. El pase de Manuel Varela de Peñarol a Nacional. El Japonés fue uno de los acusados por ser sobornados en el partido clásico del 11 de noviembre que permitió a Nacional coronarse triple campeón uruguayo por primera vez en la historia.

En los días siguientes al trágico desenlace de la vida de Abdón Porte, la información sobre el mismo disminuyó en las páginas de los diarios, manteniéndose algunos pequeños comentarios sobre el tema. El más importante, sin duda, radicó en la sustitución del jugador trágicamente desaparecido. Sustitución en la que nadie pensaba –ni siquiera remotamente- con anterioridad al luctuoso episodio. Porte con 25 años y en la plenitud total de su rendimiento futbolístico, tenía “rollo para rato”, forma común de expresar entonces que un jugador se encontraba en el pináculo de su actividad. ¿Quién ocuparía la posición de centre half que el Indio o el Canario –sus dos apodos-, llenaba con las características propias de un jugador de temperamento, lucha, fortaleza en la marca, presencia física, capacidad en el juego aéreo en las dos áreas? Porte no era un virtuoso. No se caracterizaba por el derroche de la técnica y la habilidad, condiciones en las que sobresalían los arquetipos ocupantes de esa plaza. El primero, el escocés John Harley, quién introdujo la modalidad del “pase corto” en el CURCC (Peñarol) a partir de 1909 y luego el moreno Juan Delgado (Central).

Relacionado con este tema de la sustitución de Porte, en La Tribuna Popular del jueves 7 de marzo se expresa que “aún no se han aunado opiniones (en la Comisión Directiva) respecto al jugador que ocupará el centro de la línea media de Nacional. Los candidatos que cuentan con más votos son Zibecchi y Bértola. El que acuse mejor estado en los matchs de práctica, ocupará el puesto vacante por muerte de Porte”.[1]

La transcripción de lo publicado hace cien años adquiere una importancia fundamental al convertirse en un documento irrefutable que hecha por tierra otra página de las novelas que se construyeron en año posteriores al suicidio de Porte y que hoy se sigue repitiendo machacona y erróneamente.

¿CÓMO SURGIÓ ESTE GRAVE ERROR HISTÓRICO?

En este caso, todo indica que esta fabula que adjudica nada menos que la causa del suicidio a la anticipada decisión de la Comisión Directiva de sustituir a Porte por Zibechi, comunicada en los vestuarios antes del partido disputado por Nacional y Charley el 3 de marzo de 1918, nació en un pequeño texto escrito por mi querido maestro Diego Lucero, en una nota cuya publicación original no he podido ubicar. Esas líneas han sido reproducidas –aparentemente- en forma textual. Rescato copiando el texto recogido en uno de los sitios de la web donde se hace referencia equivocada al tema en cuestión de esta manera: Ese gran maestro uruguayo del periodismo, Diego Lucero, publicó años después un artículo en que deshebraba la tragedia: “Después del partido ante Charley, para la temporada de 1918, la directiva de Nacional decidió correr a Alfredo Zibecchi al centro. Porte era reemplazado. Sería un suplente, un hombre de reserva. No pudo soportar el golpe: escribió una carta, marchó al Parque Central y en la vieja cancha en la que tanto brillara, la que fuera teatro de sus máximas proezas, en su puesto, puso fin a su vida (…) Cinco días después Nacional disputó un partido con Wanderers a beneficio de la familia de Porte. Asistimos a ese cotejo en que flotó el recuerdo del “Indio”. Cuando los ojos distraídos dirigían sus miradas hacia el medio eje albo… buscaban a Porte. Allí lo habíamos visto muchas veces; allí se había dormido, allí fue. Acaso la vieja torre del molino sigue mirando hacia allí”.[2]

El texto de Luis Alfredo Sciutto –nombre y apellido real de Diego Lucero- se da de bruces contra la realidad de aquel tiempo que deja en claro la publicación de La Tribuna Popular. La integración de los equipos que jugaban los partidos los fines de semana, se resolvía en la sesión de la comisión directiva de los jueves de noche, luego de haber asistido –varios dirigentes o los integrante de la Comisión de Team– a la práctica de fútbol que se realizaba ese día por la tarde. Movimiento que, por otra parte, ¡era el único que se llevaba a cabo en la semana! En aquella época los integrantes de un plantel de jugadores de un club no se entrenaban diariamente como en la actualidad. No existían directores técnicos. Tampoco había sustituciones de futbolistas durante el partido. Entre otras cosas, por estos motivos la comisión directiva “designaba” el team en la reunión de los jueves en votación de sus integrantes. Por ese motivo La Tribuna Popular informó que “los candidatos que cuentan con más votos son Zibecchi y Bértola”. ¿Por qué? Porque el cronista de aquel tiempo tiene que haber consultado las opiniones de los dirigentes de Nacional que conocían muy bien a los jugadores del plantel que era el mismo de la temporada de 1917 con sólo dos incorporaciones: el goalkepper  Paravís y el wing izquierdo Ramón José Gorga (así lo escribió la prensa en ese momento, aunque su apellido era Gorla), que hasta su llegada a Nacional era un excelente jugador en la liga bancaria.

Por otra parte y como lo he referido en las notas anteriores, Nacional y Charley jugaron el domingo 3 de marzo el primer partido de ambos de la temporada, de carácter amistoso y el lunes la actividad que realizaron los jugadores albos fue la acostumbrada: reunirse por la noche en la sede del club para beber, conversar y charlar. Allí estaba Porte quién salió desde ese lugar rumbo al Parque Central para suicidarse.

ZIBECHI POR PORTE ANTE WANDERERS EL 10 DE MARZO, PERO…

A propósito de la nota de mi maestro Diego Lucero, del extenso conocimiento que tuve de su vida desde los años finales de la década sesenta del siglo pasado hasta su fallecimiento en junio de 1995, debo dejar constancia del valor histórico de sus crónicas, su particular y maravilloso estilo para escribir, así como también del desapego por la rigurosidad de los detalles y las fechas exactas.

De todos modos, aprovechando esta cita de lo escrito por Diego Lucero con el correr de los años en el algún momento y alguien vinculado a Nacional que no está identificado, resolvió agregarle “color” a la fábula con un nuevo ingrediente mentiroso. ¿Cuál? Que el presidente del club, Dr. José María Delgado, le comunicó en el vestuario del Parque Central, después del partido jugado entre Nacional y Charley, que Zibechi lo iba a sustituir.

La verdad histórica respaldada por los documentos se encuentra en la publicación de La Razón del jueves 7 de marzo de 1918. Y no hay más vueltas que darle al tema: “aún no se han aunado opiniones (en la Comisión Directiva) respecto al jugador que ocupará el centro de la línea media de Nacional. Los candidatos que cuentan con más votos son Zibecchi y Bértola. El que acuse mejor estado en los matchs de práctica, ocupará el puesto vacante por muerte de Porte”.

En su edición siguiente, la del viernes 8 de marzo de 1918, el diario La Razón dio cuenta de que “Ha quedado definitivamente resuelto la realización del match á beneficio de la señora madre del infortunado jugador Abdón Porte, para el próximo domingo 10 en el Parque Central, con el Montevideo Wanderers. La Comisión Directiva resolvió que actuará el siguiente team de Nacional: Ares, Urdinarán y Foglino, Olivieri, Zibechi y Bancino (sic); Brachi, H. y C. Scarone, Marán y Somma. Se avisa á los señores socios del Club Nacional de Football que abonarán entrada á field y grada. Las entradas estarán en venta en el Club Nacional de Football, 18 de Julio 893, después de las 16”.[3] De la transcripción se desprende que en la reunión del jueves de noche, la Comisión Directiva de Nacional se inclinó por probar primero a Zibechi en el puesto vacante dejado por el Indio Porte. Concluyente.

A propósito de este partido debe destacarse un buen gesto de Peñarol. Suspendió el partido amistoso que había concretado ante Universal para ese mismo día, con la intención de que concurra más público al cotejo a beneficio de los familiares de Porte.

Nacional venció a Wanderers por 2:1 tantos convertidos por Pascual Somma. Los albos lucieron un enorme brazalete negro en el antebrazo izquierdo, jugándose el cotejo ante una muy buena concurrencia. En la crónica del encuentro publicada por La Tribuna Popular no se realiza ningún comentario sobre la actuación de Alfredo Zibechi y tampoco se lo menciona en el desarrollo de las incidencias que comentó el cronista. Lo único que se lee sobre el rendimiento de lo jugadores es lo siguiente: “Repartiendo méritos debemos citar en término preferente á la defensa de Nacional, en la que Urdinarán descoló sobre manera. De los forwards, citaremos por orden de mérito á Carlos Scarone, Somma, Héctor Scarone, Brachi y Marán”.[4] 

…JULIÁN BERTOLA JUEGA ANTE UNIVERSAL EL PARTIDO SIGUIENTE

De acuerdo al comentario de La Tribuna Popular la actuación de Alfredo Zibechi ante Wanderers no resultó convincente. Prueba de ello y -además- confirmando lo adelantado por La Razón al señalar que el sustituto surgirá de las pruebas que se realizarán con Zibechi y Julián Bértola en ese puesto, en el tercer amistoso del año 1918, previo al inicio de la actividad oficial, Julián Bertola aparece como titular. El equipo presentó otras variantes lo que demuestra la verdad histórica de que la Comisión Directiva estaba armando el conjunto probando jugadores. Actuaron Paravís en el arco por Ares y Manuel Varela por Vanzzino, Romano por Brachi y Gorga por Marán.

No puede pasar por alto e inadvertido el debut de Manuel Varela con la camiseta de Nacional en este partido. El famoso Japonés de Peñarol y la selección uruguaya, acusado de aceptar soborno en el clásico del 11 de noviembre de 1917 para disminuir su rendimiento y permitir que Nacional se clasificara triple campeón uruguayo, determinó su expulsión de Peñarol y… su incorporación a Nacional. De acuerdo al reglamento durante 1918 el Japonés Varela sólo podía actuar en partidos amistosos, quedando habilitado para hacerlo oficialmente por su nuevo club, en la temporada 1919.

Retornando a nuestra historia vinculada con el suicidio de Abdón Porte, corresponde señalar que en el partido próximo -el cuarto amistoso de la temporada- jugó Zibechi ante Dublín; en el siguiente se mantuvo Zibechi en el lugar de Porte jugando Bértola a su lado y, recién luego de esa etapa de pruebas, Alfredo El Pelado Zibechi fue confirmado en la titularidad en la plaza de centre half.

UNA CURIOSIDAD HISTÓRICA: EN 1917 NACIONAL NO TUVO EN CUENTA A ZIBECHI COMO SUPLENTE DE PORTE

Alfredo Zibechi tenía tres años menos que Porte. Nació el 30 de octubre de 1895 iniciándose en Wanderers, club al que fue incorporado por su hermano mayor, Armando, destacado centre half de los albinegros. El Pelado -como le llamaban por su calvicie prematura, actuó en diferentes puestos del equipo, menos de centre half por las razones ya expresadas. Pudo comenzar a jugar en Nacional a partir de la temporada de 1917. Esta afirmación de nuestra parte, deja en claro otro error que se incluye en varias notas publicadas en ocasión del centenario del suicidio de Porte, en las que se ha escrito que “Nacional adquirió en temporada de 1918 a Zibecchi para sustituir a Porte”.

De los 38 partidos que los albos disputaron en 1917 el Pelado fue titular sólo en 11 encuentros. Debutó en el primer partido de ese año, el 11 de marzo, en un amistoso ante Central en la posición de half derecho, repitiéndose su presencia al cotejo siguiente contra Boca Jrs. de Argentina en el mismo puesto. Luego no actuó hasta el 8 y 23 de julio contra River Plate y Wanderers, donde lo hizo en posición de half izquierdo. A partir del enfrentamiento siguiente, el 29 de julio ante Central, Zibecchi en los siete cotejos que disputó para completar los 11 de todo el año, se desempeñó en posiciones de ataque: de insider derecho o izquierdo e, inclusive, en uno de ellos como centre forward.

La actuación de Zibecchi en este año 1917 en Nacional presenta una particularidad que no se menciona por los historiadores del club. Ellos han señalado hasta el cansancio que Porte “disputó en Nacional 227 partidos estando presente en 206. Su ausencia más prolongada fue a raíz de una lesión de consideración que sufrió a los 10 minutos en un partido por la Copa Albion ante Peñarol. Su decisión de continuar en la lucha hasta el final lo llevaría a estar fuera del equipo un par de meses”.[5]

Efectivamente Porte resultó lesionado en ese clásico ante Peñarol disputado el 27 de mayo a los diez minutos de juego. Continuó en la cancha porque los cambios de jugadores no eran reglamentarios, siendo costumbre y estilo que aún “en una pierna” el futbolista afectado se mantuviera en el equipo, pasando a ocupar posiciones de wing o centre forward para molestar y exigir a un rival que lo marcara. A raíz de esa lesión porte estuvo sin jugar sólo 24 días entre el 27 de mayo y el 24 de junio cuando retorno a la titularidad frente a Wanderers. Esta verdad histórica deja en evidencia el deseo aumentar del citado historiador de Nacional citado. La gravedad de la lesión sufrida por el Indio Porte como forma de ir preparando el terreno para justificar el suicidio por su decadencia o bien, la certeza de que su “severa” lesión hacía decaer su rendimiento, no lo llevó “a estar fuera del equipo un par de meses”, como se escribió en la publicación referida. Sólo se mantuvo al margen 24 días.

En ese pequeño tiempo para recuperar un “severa” lesión de rodilla en aquella época de tratamientos médicos muy precarios, la ausencia de Abdón Porte demostró las dudas que tenía la Comisión Directiva sobre quién podría ser el sustituto de ese centre half indiscutido titular que se encontraba en su mejor momento, con 25 años de edad. En esas tres semanas de ausencia del Indio, Nacional enfrentó a Defensor, Universal y Dublín. Ya se encontraba habilitado para jugar Alfredo Zibechi. Sin embargo la Comisión Directiva recurrió a  surge Antonio Di Bello para suplantar a Porte en el primer partido. El empate 1:1 ante los violetas y la mala labor de Di Bello, determinó que la directiva colocara a Pedro Maquinita Olivieri en el segundo cotejo, ingresando Héctor Formento de half derecho, el puesto que dejaba libre Olivieri. Una nueva igualdad, esta vez 2:2 ante  Universal, llevó a los dirigentes a otro prueba para el tercer enfrentamiento sin Porte en el equipo. El back Ramón Pesquera resultó escogido para jugar en esa posición, ganando Nacional 3:2 el partido por la Copa Cusenier. En definitiva… ¡en ninguno de estos tres partidos actuó Zibechi en lugar de Porte!

No puede señalarse entonces que Zibechi llegó para suplantar a Porte, porque hay otro elemento que los historiadores de Nacional omiten, olvidan o no conocen. Abdón Porte era todo lucha, tesón, temperamento, vehemencia. El juego de Zibechi se encontraba en las antípodas. Era la máxima expresión de la técnica, la habilidad, el quite de la pelota al adversario marcando “con técnica” como expresaba el Prof. De León. Incapaz de golpear a un adversario El Pelado reunía las condiciones del jugador estéticamente bello en su juego y desplazamientos. Ausente Porte, los dirigentes de Nacional buscaron en estos tres partidos un alter ego. Y no lo consiguieron. El 24 de junio al retornar Porte a la titularidad luego de superada la lesión, Nacional venció 2:0 a Wanderers.

 

[1] FOOTBALL. “EL SUSTITUTO DE PORTE”. La Razón, 07/03/1918.

[2] Ricardo Vasconcellos. 2003.

https://web.archive.org/web/20030822120153/http://www.eldiariony.com/especiales/90/detail.aspx?id=619440&SectionId=46

[3] “El match de mañana”. La Razón, 08/03/1918.

[4] FOOTBALL. “El match de ayer. Nacional 2 Wanderers 1”. La Tribuna Popular, 11/03/1918.

[5] Juan José Melos. El padre de la gloria. Pág. 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *